Comercio y Turismo Cultura y Juventud

Éxito en la celebración de la Fiesta de Cabañas

La Fiesta de Cabañas se celebró con éxito ayer domingo. El danze, la romería y las actividades paralelas celebradas hasta la tarde en el entorno de la ermita contaron con la participación de numeroso público que no quiso perderse la celebración. La fiesta celebró la XXII edición de la romería y la XXI del Danze de Cabañas, desde que en 1996 la asociación cultural L’Albada recuperase dicho evento que se había perdido a comienzos del siglo XX. La fiesta ha sido organizada por vez primera por la propia asociación L’Albada y por el Ayuntamiento de La Almunia de Doña Godina.

La celebración de este año tuvo diversas novedades, como la incorporación de varios danzantes infantiles y nuevos diablillos, que debutaron afianzando el futuro de esta tradición. También se estrenó el nuevo Ángel, Alejandro, que hace el número 8 desde que se recuperase la tradición. Por último, este año se incorporó una nueva figura: el cronista del Danze, que en esta primera ocasión correspondió a José María Pemán, quien leyó su crónica que reproducimos al final de esta crónica. La fiesta continuó con una comida popular, la actuación del grupo “Arriba la cabra”, los juegos tradicionales y las visitas guiadas a la ermita.

CRÓNICA DEL DANCE DE CABAÑAS

Danzantes, personajes del dance, gaiteros, romeros y devotos de la Virgen de Cabañas:

Henos aquí en los antiguos dominios de Cabañas; en la ermita que fue la iglesia parroquial de una población medieval que junto a la vía que comunicaba Bílbilis con Caesaraugusta acabaría por ser abandonada en favor de las almunias, La Almunia de Cabañas primero y después La Almunia de Doña Godo de Foces, señora vinculada al municipio oscense de Ibieca con quien muy pronto nos hermanaremos.

Estamos disfrutando una vez más, tras el paréntesis del año pasado, de este dance tradicional que había dejado de representarse en 1912 y fue recuperado por la Asociación Cultural L´Albada en 1996 incorporándose de nuevo al patrimonio de todos los almunienses. Alguna suerte de conjunción astral debió de ocurrir en 1996 porque junto a la recuperación del dance surgieron otras iniciativas de notable relevancia tales como las Jornadas de Cine, el Centro de Estudios Almunienses o la Asociación Musical Maestro Gregorio Gimeno.

En los últimos años, esta representación ha ido evolucionando con alguna que otra novedad, pero siempre conservando la esencia de sus orígenes: la puesta en escena de la lucha del BIEN contra el MAL entre las mudanzas de los danzantes. Este año, el Ángel Lorién ha entregado el relevo a Alejandro sin que la eficacia de su poder haya sufrido merma alguna como acabáis de comprobar.

Otra de las novedades introducidas este año es la sustitución de las coplas del pueblo que Mayoral y Rabadán se intercambiaban, por la intervención de este cronista al que se le ha encomendado la tarea de hacer un repaso de los aconteceres locales en este último año. Agradezco la confianza que los organizadores han depositado en mi persona, pero yo, en realidad, en lo único que soy experto es en la letra del Himno Eucarístico.

Ciertamente, como diría un eximio expresidente del Gobierno, los almunienses hacen cosas. Y muy diversas para admiración de todos cuantos nos visitan.

Empezaré por decir que La Almunia no es Albarracín ni Sos del Rey Católico y que ni siquiera se parece a París. Pero es un pueblo con encanto y sus gentes son también encantadoras. Los almunienses estamos muy orgullosos de la sonoridad de su nombre. Quizás por eso aparezca en algunas páginas de la literatura española tales como “La Regenta”, los “Episodios Nacionales” o “Las bicicletas son para el verano”. Pues bien. Para recorrer el escaso trecho que nos separa de ser un pueblo con encanto a ser una de las villas más bellas de España ya se están dando algunos pasos. El arreglo de las casas de los Moya y los Montalbo son un buen exponente de una incipiente rehabilitación del casco que ya ha dejado de ser viejo o antiguo para convertirse en histórico. Ya se sabe que las palabras cambian el mundo y la manera de vernos en él.

Por otra parte, un fraile franciscano, Juan Altamiras, ha sido rescatado del olvido por nuestros munícipes y hemos aprendido que La Almunia contaba ya con su Ferrán Adriá particular en el siglo XVIII. Fray Raimundo Gómez ha vuelto para quedarse. Tiene ya una avenida a su nombre, ha inspirado un certamen gastronómico celebrado en el pasado mes de octubre y de su mano podemos recorrer una ruta turística señalizada. También podemos disfrutar en nuestro pueblo de las rutas turísticas de las huertas y los cerezos. La floración de estos últimos nada tiene que envidiar a la del valle del Jerte. Y, mucha atención turoperadores, que en La Almunia ya se puede disfrutar de una primavera a la japonesa.

No nos olvidemos del festival de cine que cada mes de mayo extiende su alfombra roja y ofrece a vecinos y visitantes un desfile de lo más granado del séptimo arte. Esta pasada edición ha sido muy femenina. Los premios han sido para Alexandra Jiménez y Gracia Querejeta. Tampoco ha faltado a la cita Maribel Verdú que ha visitado el pueblo natal de Florián Rey por tercera vez. Maribel tiene en su poder un récord: ser la destinataria aquí en La Almunia del piropo más mediático que nadie haya lanzado nunca a una mujer.

Y hablando de mujeres, quiero recordar que tenemos concejala de cultura, alcaldesa y presidenta de la Comarca. Si a esa circunstancia sumamos el poder de Doña Godina, de la Virgen de Cabañas y de Santa Pantaria, ríete tú de la cuota de feminidad del Consejo de Ministros y de Ministras. ¡Pero si hasta la reina de fiestas, Diana Ortiz, ha dado muestras de su arrojo para ejercer ella sola su reinado! Claro, tiene nombre de diosa y apellido de Reina. Y es que es evidente que el futuro está en manos de las mujeres. Ojalá la lucha por la reivindicación de sus derechos concluya pronto y cada ocho de marzo sea una fiesta por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

En otro orden de cosas, ostentamos también la condición de capital internacional. El pasado mes de octubre se inauguró el Museo del Juego y del Deporte Tradicional y La Almunia se ha convertido en la sede de la Asociación Europea del Juego y el Deporte. Y es que aquí tenemos de todo y con celebraciones muy redondas: Banda de música desde hace 125 años y pregonera de las próximas fiestas, por cierto; Escuela Universitaria desde hace 50; la Asociación Juvenil La Peña está a punto de cumplir sus 40 años de existencia; 25 años cumple la Asociación de Mujeres Teresa Laviaga; 20, la Charanga La Almunia y 10 los Emboladores Santa Pantaria. ¡Ah! y ojo con el futuro recorrido de AICELA que ahora está en manos de otra mujer.

No nos faltan tampoco excelentes joteros, grandes artistas cuyas caras nos suenan, un Club de Lectura que eleva la temperatura erótica en el comienzo de cada primavera y, por si fuera poco, a gigantes y cabezudos no nos gana nadie. Solo nos falta que la onda expansiva del Grupo Bonárea alimente la actividad económica de la comarca de tal modo que tengamos que repoblar de nuevo Cabañas como zona residencial. Tendríamos entonces una “Almunia se rueda” y una “Almunia sobre ruedas”.

En fin, que con tanta actividad social, cultural y económica las ondas de La Almunia Radio van a tener que ampliar su cobertura y Miguel Terrado se va a ver obligado a hacer horas extras.

Virgen de Cabañas, ya que este verano nos has librado de tronadas con granizo, sigue librándonos de todo mal y sigue favoreciendo el progreso de todos los almunienses, que a la vista de cuanto antecede, esto promete. Como este próximo año va a ser año electoral, promesas no faltarán. No hagan caso nuestros necesarios munícipes del refrán que dice: “El prometer no empobrece que es dar lo que te arruina”. Vuestros contingentes administrados esperan que poco a poco La Almunia brille como la plata y adquiera el mismo valor que el busto de Santa Pantaria.

Virgen Santa de Cabañas, ruega por nosotros.

Que así sea.

 

Eventos

< 2018 >
Septiembre
LMMJVSD
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930